SEMINCI regresa desde el 21 al 28 de octubre, cargada de talento europeo

Rememorando a través de unos cuantos años, no está demás traer a colación, para nutrir a los apreciados lectores, del contexto e historia de los premios que están próximos a realizarse. Y es que la actualmente denominada SEMINCI (Semana Internacional del Cine de Valladolid), posee una historia de vieja data.

La edición original, la primogénita, tuvo lugar el 20 de marzo del año 1956, y en ese momento enmarcada en la Semana Santa, llevó por nombre “Semana de Cine Religioso”, y por ello lógicamente, su objetivo era dar a conocer aquellas historias que infundieran y divulgaran valores éticos y morales dentro de la filosofía católica. En ésta y la posterior edición, no había carácter competitivo, esto tendría lugar en el año 1958.

Para ese entonces, ya existía un riguroso criterio de selección, en cuanto a calidad en vez de cantidad de películas a exhibir. En el año 1960, nuevamente cambia de nombre hacia la “Semana Internacional de Cine Religioso y de Valores Humanos”, con una temática más extensa aunque igual de ética y responsable. Seria en 1973, cuando con una nueva reestructuración, adquiere su nomenclatura actual a razón de la demanda de acceso para proyectar películas y el interés que el mismo despertaba.

Pues bien, actualmente, se sigue tratando de uno de los premios más importantes que se entregan en toda Europa, y ello es la razón más evidente para que este año, en la edición número 62 de dicho Festival, se hagan cita realizadores de países como Alemania, Francia, Polonia, Inglaterra, Suecia, Turquía, Islandia, Brasil, República Dominicana, China, Japón y por supuesto, el anfitrión España.

En cuanto a contenido en concurso, figuran las historias de carácter privado o personal de personajes, y aquellas que tratan temas de sensibilidad social, como el desplazamiento y drama de los refugiados. Las que más resaltan en este sentido, son la Turca “Daha!”, precisamente hablando de las vivencias de un chico adolescente refugiado en la Costa turca del Mar Egeo. “Jeunne Femme”, como una historia de crecimiento personal, y la georgiana Elene Naveriani, “Me Mzis Skivi Var Dedamicaza”, que se focaliza en temas migración pero también prostitución.

Sin duda alguna esta nueva edición de SEMINCI, que se llevara a cabo entre el 21 y 28 de octubre, promete agradables propuestas.

Comments are closed.