Dieta de la madre lactante, mitos y realidades

Todo Maternidad

Cuando se entra a la maternidad es necesario para la mujer informarse de todo lo que se refiere a esta etapa de su vida, los cuidados del bebé, la atención a la salud, los cambios que ocurren durante y después del embarazo.

Una pregunta latente es si ¿la madre lactante debe hacer o no dieta durante los primeros meses de vida del bebé? Todo Maternidad te ayuda a responderla con este post donde los mitos basados en creencias sociales o familiares, son puestos al descubierto por las realidades comprobadas científicamente, haciéndote más fácil organizar tu dieta diaria como mamá.

Alimentación de la madre lactante

La lactancia materna exclusiva es dada durante los primeros 6 meses de vida del bebé y muchas veces se vuelve un reto para las madres que tal y como recomiendan los especialistas, solo alimentan a sus hijos con leche materna por sus comprobados beneficios.

Entre los cambios traídos por la maternidad y la infinita cantidad de información disponible en la actualidad, cuestionar lo que debe o no comer una madre lactante es algo común.

La alimentación de una madre, antes y después del parto debe ser balanceada y altamente nutritiva, sobre todo si lo hace de forma exclusiva.

Asimismo la ingesta regular de frutas, vegetales, carbohidratos sanos y proteínas está recomendada, al igual que tomar abundante agua antes, durante y después de lactar al bebé para mantearse hidratada.

¿Qué tan cierta es la necesidad de hacer cambios en la alimentación de una mujer cuando está lactando? 6 Mitos desvelados

Son muchos los mitos respecto a los cambios en la dieta de la mujer lactante, esta lista te facilitará desenmascararlos con realidades comprobadas por los especialistas en la materia:

  1. Es un mito que se deba tomar mucha leche animal, así como consumir alimentos y bebidas que la contengan en grandes porcentajes, para producir mayor cantidad de leche materna. 

La realidad es que aunque se puede consumir leche animal si la madre no tiene problemas de intolerancia a la lactosa o algún tipo de alergia hacia ella, lo más importante es tomar mucha agua para ayudar a que se mantenga hidratado el cuerpo y las glándulas mamarias sean más productivas.

  1. Igualmente es un mito que la madre lactante debe comer por dos personas, ya que alimenta a su bebé y necesita ingerir mayor cantidad de comida, lo recomendado es que consuma porciones de comida altamente nutritiva.

De esta manera ayudará a su organismo a funcionar de mejor forma, brindándole las vitaminas, minerales y proteínas que requiere para que la leche que produce sea de buena calidad y mantenga sano al bebé, ayudándole a crecer.

  1. La madre debe tener una dieta restringida de alimentos como el maní, la leche de vaca, el aguacate, los pescados y el huevo, ya que son altamente alergénicos y pueden afectar al bebé, también es un falso mito.

Aunque algunos pediatras y gastroenterólogos infantiles recomiendan a la madre seguir una dieta restringida cuando sus bebés tiene problemas severos de alergia o cólicos.

  1. Otro mito común es creer que el alto consumo de avena, cebada, agua de coco y jugo de caña de azúcar incrementan la producción y el flujo de la leche materna, en especial durante las primeras semanas de lactancia, no hay evidencia de que algún alimento haga que una madre produzca más leche.
  2. Beber agua o comer durante la lactancia es perjudicial, ya que no se aprovechan los nutrientes de los alimentos, esto es una aseveración absolutamente falsa, la producción de leche materna es continua y los nutrientes de las bebidas y alimentos forman parte de la leche materna.
  3. Es un peligroso mito que las mujeres que lactan pueden tomar alcohol sin problema, tanto el alcohol como el tabaco y otras drogas están contraindicadas durante el embarazo y la lactancia materna, en especial si esta se lleva de modo exclusivo.

Comments are closed.